¿Disculpe Señor, donde queda Bratislava?

Viaje a la capital de la Republica Eslovaca

Por Alejandro Boucabeille

“¿Disculpe Señor, donde queda Bratislava?”, escucho la siguiente pregunta, me volteo y veo a una señora interesada pero si de verdad saber en dónde queda Bratislava. Le respondo. Mi mente no se sorprende que mucha gente, incluso personas en Europa, no saben dónde queda la capital de la republica eslovaca. Aunque vivimos en la Unión Europea parece que existe una ignorancia total o en algunos parcial acerca de lo que esta mas allá. Mas allá de Viena, el centro de Austria. Por supuesto existen diferentes factores que nos pueden explicar eso o por lo menos dar ciertas ayudas para entender esa miseria de comprensión cultural y geográfica. Uno de ellos tiene que ver con la historia, el pasado y legado de ese país pequeño que hasta el principio de los anos 1990s pertenecía a la Republica Checo – Eslovaquia y hoy en día a la Unión Europea, aunque no maneja el Euro.

Como mejor aprender que caminando. Es así que me pongo mis botas y salgo del hostal. Es temprano así que hasta escucho mis pasos y me puedo observar en forma meditativa como voy avanzando, paso por paso, pie tras pie. Me encanta caminar y recuerdo que el famoso filosofo de los EUA, Henry David Thoreau (si, el escritor de Walden) publico un ensayo sobre “el arte de caminar”. De verdad que es un arte. Suena tan básico, incluso algo absurdo, pero lo es. Un arte que pocos dominan, que algunos conocen o se pueden imaginar que exista y muchos que lo ignoran total. Caminando se aprende. El humano no fue creado para estar sentado enfrente de un escritorio y dedicarse a la masturbación intelectual, está hecho para el movimiento. Recuerdo igual que muchos personajes históricos como Napoleón de hecho dormían poco porque querían gozar de lo máximo de sus vidas, aunque estarían trabajando demasiado, pero que esas personas, cuando tenían que tomar decisiones y pensar, empezaban a caminar. Y es así, caminando es que uno puede tomar mejores decisiones. Los intestinos trabajan mejor, el estomago y la digestión igual y es así mismo que la sangre circula mejor, llega a todas las partes del cuerpo (si, también al cerebro) y así es que podemos reflexionar y pensar mejor. Caminando pensando, reflejando moviéndonos pudiera ser nuestro moto.

Bratislava es una pequeña ciudad hermosa que ofrece más que uno puede pensar. En el centro se encuentra uno en una mezcla antigua y moderna como en otras ciudades europeas. Aquí como en las ciudades ex-comunistas se siente el pasado pesado que pronto tendrá su 20. aniversario de no-existencia. Observando se puede notar a la gente mayor que es totalmente diferente a la más joven, diferenciar entre la que creció en el mundo soviético y a la que creció en los tiempos de la transición o en el capitalismo. Caminando por supuesto es que todo va mejor y mas rápido.

Son las 8 y la gente empieza a salir. Como es un domingo, la mayor parte en este país católico se encuentra en sus casas con sus familia. Al contrario de mi, por supuesto caminando, hay muy poco gente y menos gente sola. A veces y no solo aquí, me pasa, que la gente se me queda mirando y piensa que soy un indigente o cualquiera de la calle, un migrante de Afganistán o un refugiado de Siria….o es lo que percibo por las miraras raras que en algunas ocasiones recibo. Lo ignoro, de hecho hay peores miradas, esas son cuando te miran como que si vas a robar algo, solo porque caminas rápido o más bien tienes tu ritmo y la gente tan neurótica y miedosa que es, piensa que les voy a quitar su bolsa o cualquier cosa….

Siguiendo en mi camino, subo a la punta del cerro de la ciudad de Bratislava, en donde se encuentra el castillo. El “Hausberg”. Se me presenta una mirada hermosa, ignoro el museo y me concentro en los valles alrededor de esta capital, puedo observar como el Danubio se dirige al interior del país mientras del otro lado se va dirección Austria. Son unos 20 km de la frontera y pues el rio viene de Austria para pasar por Bratislava y dirigirse a otra gran ciudad que visitaremos pronto con el nombre de Budapest. Por supuesto, bajo los mismos términos: caminando. Como siempre. Caminando descubriendo. Es así donde aprendo mas, donde puedo observar y crecer. Claro que probamos otras formas de viaje, como en caballo, en bicicleta o en carro. Por eso también nuestro blog que les informa de todas las formas de viaje que utilizamos. Mi disciplina favorita y especialización se pudiera decir es a pie. Cada uno tiene sus ticks. Los míos son dos: mi pierna izquierda y mi pierna derecha. Aunque tarde mas en recorrer un país, lo visito mejor que cualquiera. A mi ritmo personal, a mi ritmo biológica. Quemo grasa y vivo saludable.

Entro a una cafetería tradicional y me pido un café. Empiezo una conversación con el camarero. La conversación típica, de donde eres, que haces, porque estas acá…etc. El chico me pregunta si me gusta caminar, le respondo que obvio y me dice: “Si, cierto, te vi muy contento caminando hace como dos horas, cuando vine a abrir el negocio. Yo estaba medio dormido pero tú estabas como en trance”. Me rio. Si, le respondo. Caminar es una forma de medicación para mí. Personalmente para mí no se trata tanto de conocer los distintos sitios turísticos o culturales, sino más bien de conocerte a ti, a través de la meditación llegar a un autoconocimiento critico. Y eso es lo que logro caminando. Por eso es que camino, porque me invita en cada momento a conectarme con el presente y el aquí. ¿Qué más puede ser meditación? Es exactamente eso. Y yo pues lo logro caminando. Otros sentados, pensando, escribiendo, durmiendo o que se yo. Lo que yo descubrí viajando, que caminar me enriquece en todos sus sentidos, así es que dejo el café, me voy lejos de los sitios más comunes y camino por las áreas menos frecuentadas de Bratislava. Me pierdo solo para volver a encontrarme. Caminando por supuesto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s